miércoles, 29 de julio de 2009

El Perú es lindo


¿Qué tal 28 de Julio? Esa ha sido la pregunta coloquial que más hemos repetido y escuchado seguramente (de muchas diversas maneras) ayer. Estas fechas son especiales para todos los peruanos, así vivamos en crisis. Porque de alguna u otra manera buscamos encontrarnos y pasarla lo mejor que podamos con muchas risas y abrazos familiares. Y acompañados de mucha comida de sabor nacional, que es algo que también aprovechamos para disfrutar y que la extrañamos a montones si no tenemos opción a probarla. Me pasó en Ecuador, y ya imagino que a muchos peruanos que viven fuera del país les sucede. Y en ese mismo viaje me sucedió algo interesante también, porque casi al culminar un city tour en Guayaquil, un señor ecuatoriano nos preguntó si queríamos comer algo "muy rico", y al ver nuestras caras de aprobación, en seguida enrumbó hacia un restaurante peruano, "a ver y ojalá que sea rico igual que en Perú" nos dijo sonriendo. Porque nuestra gastronomía es muy valorada y todos sabemos (saboreamos) el por qué.

¿Cómo la pasé? Diré que muy bien. Esta vez fuimos a la casa de campo (en Chepén, La Libertad) de una familia muy amiga, todos descendientes chinos (en distintas generaciones, al igual que yo). Y entonces, la reunión estuvo llena de alegres y cariñosas personas orientales de "ojitos rasgados", pero con mucha comida y música peruana. Y desfilaron por ahí cebiches de pescado y camarones, tamales norteños, deliciosas humitas, secos cabrito, pichones con arroz y frejoles, pato, pollos asados, pavos asados, mucho pisco sour. Todo el día estuvo acompañándonos un agradable clima con sol (ese sol norteño peruano), que aunque poco visto en estas épocas, se animó a visitarnos en el aniversario patrio y calentó toda la tarde de cielo chepenano despejado y celeste. Y nos endulzamos con picarones en miel de caña, para apreciar la caída de la tarde.


Al caer la noche, ya sin música, con el silencio y la propia melodía natural del campo nos acompañamos. Pensando y recordando a estos pequeños paraísos, que aunque los disfrutamos poco tiempo por la distancia, están siempre esperando mostrarnos su belleza.


El Perú es lindo.

Feliz día, felices fiestas patrias.



4 comentarios:

KI dijo...

Disfrute mucho estas fiestas patrias. Sólo falto recorrer algun circo para recordar los años de infancia :)

Saludos hermano

Carlos Enrique dijo...

Tantos recuerdos. Y nuestro pais es muy bello.

Perséfone dijo...

La gastronomía así como las fiestas forman parte de nuestras respectivas culturas. Es curioso lo mucho que se echan de menos cuando se está fuera de casa (casi tanto como a nuestros seres queridos).

Y es que al fin y al cabo, después de toda las mierda (con perdón) del día a día lo que nos queda son estos pequeños placeres. ¿Qué menos que disfrutarlos al máximo?

A mí personalmente Perú me parece un apís con un encanto especial. Mataría por poder visitarlo, conocer a sus gentes y, como no, probar sus platos más típicos.

Espero que lo pasaran muy bien en esas fiestas patrias, que para eso se celebran.

Un abrazo.

Carlos Enrique dijo...

Si, la intentamos pasar muy bien, esas fechas son muy especiales.
Y la comida es lo maximo. Se esmeran todos en variedades.

A todos, pruebenla sin temor en cualquier lugar de Peru. Y si puedo aconsejar algo, es que si estan en el norte prueben cosas de alli, y asi. Es decir, cada plato en su zona, para que vean la especialidad como debe ser.

Saludos,